VIII Concurso Nacional de Saetas Jesús Cautivo

Hasta el próximo 12 de marzo está abierto el plazo de inscripción en el concurso nacional de saetas Jesús Cautivo. Podrán participar los cantaores y cantaoras que lo deseen.

Este concurso de saetas se celebra, por octavo año consecutivo, en La Puebla de Cazalla. Comenzará la fase de selección el 17 de marzo, a las 8:30 de la tarde, en la bodega Antonio Fuentes. La segunda sesión de selección se desarrollará el 25 de marzo, también a las 8:30 de la tarde en la bodega Antonio Fuentes. La final se celebrará el 2 de abril, a las 12 del mediodía, en el mismo recinto, la bodega Antonio Fuentes.

El evento está organizado por la Hermandad y Cofradía de Nazarenos de la Triunfal Entrada de Jesús en Jerusalén, Nuestro Padre Jesús Cautivo y María Santísima de la Paz, y el ayuntamiento local. Reunirá a los cantaores y cantaoras especializados en este palo, la saeta.

Premios en el concurso de saetas Nuestro Padre Jesús Cautivo

Para el primer clasificado: 1.500€ y diploma donado por el ayuntamiento. El segundo clasificado se llevará 900€ y diploma donado por la peña flamenca Francisco Moreno Galván. El tercer premio está valorado en 600€ y diploma donado por CIAR.
Además, habrá tres accésits de 200€ cada uno. Los ganadores de los accésit se llevarán también diplomas donados por La Caixa, Carburantes Cadenas y Cooperativa SAT San José.
Las personas interesadas en participar tienen hasta el próximo 12 de marzo para inscribirse. Pueden hacerlo, a través de correo postal, a la siguiente dirección: Concurso Nacional de Saetas de La Puebla de Cazalla “Jesús Cautivo”. Calle Sol, 2. La Puebla de Cazalla 41540 Sevilla.

También pueden inscribirse a través del teléfono llamando al 607 930 157 (Antonio) en horario de tarde o al 619 500 018 (José Luís) en horario de mañana y tarde. En cualquier caso, deberán hacer constar sus datos personales (nombre, dirección, edad y teléfono).

El origen de la saeta

La saeta es un canto que, en su origen, fue un rezo en voz alta dirigido a la Virgen María o a Jesús. En él se pedía ayuda o alguna gracia. Sin embargo, el origen musical de las primitivas saetas es incierto. Se les atribuye una raíz árabe relacionada con las llamadas a la oración de los almuédanos de las mezquitas andaluzas. Estas oraciones estaban complementadas por cantos judíos (salmodias sefardíes). Además, se estructuraban por los cantos procesionales cristianos de los misioneros franciscanos en los siglos XVI y XVII. Ellos llamaban saetas a “los avisos y sentencias que en forma de coplillas recitaban o cantaban por las calles en determinados momentos de sus misiones”.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.