Tiempos de patriotismo

por | May 26, 2020 | Colaboradores | 2 Comentarios

Por José Antonio Alfaro | Trabajador Social

Dice el diccionario que el patriotismo es «un pensamiento que vincula al individuo a su patria». A su vez el diccionario define la patria como «el lugar en el que se ha nacido o al que se pertenece por vínculos históricos o jurídicos. O también «lugar o comunidad con la que una persona se siente vinculada o identificada por razones afectivas». Por lo tanto, podríamos decir que se trata de un sentimiento que tiene un ser humano por su tierra natal o adoptiva a la que se siente ligado por unos determinados valores, afectos, cultura e historia. En el fondo hablamos de algo parecido al orgullo que siente una persona por pertenecer a una familia, en este caso a una gran familia. Todos sabemos que en las familias hay problemas, hay conflictos, pero, por encima de todo, lo que prima mayormente es la convivencia, la solidaridad y el compartir unos objetivos comunes que los hace mantenerse unidos.

Una vez explicado esto, y viendo lo que está pasando en España desde hace algún tiempo, me atrevo a decir que nos estamos confundiendo en lo que significa defender la patria. Y me voy a atrever a explicarlo de manera muy sencilla. En esto del patriotismo hay distintos conceptos que conviene aclarar desde el principio. Cuando exaltamos de manera desmesurada lo nacional frente a lo extranjero, estamos siendo chovinistas y eso no nos aporta nada, ni nos enriquece como sociedad, más allá de la mera comparación cargada de clichés. Por otro lado, cuando hacemos una exaltación inoportuna de sentimientos patrios, para arrojar la bandera (la que sea) a los propios y recordarles que soy más dueño de esta patria que otro semejante, lo que somos, en lo que nos estamos convirtiendo, es en unos patrioteros. Y es en este punto, donde yo veo el problema de la situación actual, en esa confusión entre patriotero y patriota. Lo concreto a continuación.

Un patriotero es aquel que utiliza su bandera para atacar al prójimo, para poner el acento en lo que nos diferencia, para salir a la calle sin importarle si pone en riesgo la salud del resto de sus compatriotas. Un patriotero no reconoce a sus iguales más allá de un montón de ideas prejuiciosas y absolutamente añejas. Se envuelven en banderas y necesitan cacerolas para presumir de nación (a la que tratan como dueños), pero en cuanto pueden se muestran insolidarios y no están dispuestos a perder ni uno solo de sus privilegios en favor de sus vecinos. Como dice la canción: Son patrioteros de postura pero nunca de cartera. Un patriotero no se siente orgulloso de donde vive y de compartirlo con otra mucha gente, más bien vomita consignas mezquinas, prejuicios insoportables y privilegios miserables contra sus compatriotas. Se han dedicado durante todo el confinamiento a generar tensión, a predecir el pasado y a no aportar su granito de arena al futuro. Sus energías las han dedicado a insultar al gobierno, a desprestigiar nuestras instituciones, algunos incluso a la expresión nostálgica de pequeños dictadores con escudos bicéfalos en las banderas y sobre todo a ser “negacionistas del todo científico” porque a ellos “hoy nos les viene bien hacer este esfuerzo”.

En contraposición están los patriotas, ese concepto manoseado y mal utilizado de manera consciente en la mayoría de las ocasiones. Ellos son los que no necesitan sacar la bandera constantemente para demostrar que se sienten orgullosos de vivir en su país o en su región, los que se sienten identificados con sus vecinos y están dispuestos a ayudarlos en cualquier momento. Un patriota demuestra solidaridad con los suyos y no se le ocurriría poner en riesgo su salud para defender sus privilegios. Un patriota es el que ha cumplido con las normas de confinamiento de manera rigurosa, incluso pidiendo un gran esfuerzo a los más pequeños de su casa y es el que paga sus impuestos exhaustivamente para que se puedan financiar los servicios públicos como la salud (algunos se han desengañado con el puf de la sanidad privada), la educación o los servicios sociales. Patriotas eran todos los que salían a aplaudir a sus balcones todas las tardes (sin necesidad de hacerse notar con cacerolas) y se preocupaban por animar a sus vecinos, por ver cómo se sentían. Patriotas son los que nos convierten en el primer país del mundo en donaciones con una cooperación entre territorios inigualable, patriotas son los que cuando están en el extranjero se alegran de escuchar a alguien hablando en español y no necesitan preguntarle de qué parte del país es. Patriotas son los que aceptan nuestras diferencias, nuestra riqueza cultural, nuestros idiomas y dialectos, los que siempre han estado para arrimar el hombro y los que hacen que este país, España, siga siendo un país noble, diverso, plural y solidario.

José A. Alfaro Manzano
Trabajador Social

Twitter: @joseaalfaro3
Facebook: José Antonio Alfaro Manzano
Instagram: jose_a._alfaro

2 Comentarios

  1. Miguel Ángel Manzano

    Magnifico!!!, pero para que nadie pueda decir que eres imparcial en tus reflexiones, solo te falta decir que patriotas también son las personas que aún manteniendo las normas de seguridad y confinamiento de estos dias pueden expresar sus ideales y sus convicciones sin tacharlos de fachas o de rojos; patriotas tambien son los que respetan la cultura en todos sus aspectos, aunque no la comparta y no hacen distinciones ; patriotas tambien son los que se preocupan por el bienestar de sus semejantes (no solo por mantener su «sillon» a costa de empobrecer a los demás hipotecando su futuro) sin importarle su carreras políticas o el poder.

    Responder
  2. Cangus García

    Así es, ahora es el momento de unir, de acciones, de hechos reales en el presente. Gracias por compartir este artículo.

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

ÚLTIMAS NOTICIAS