Un parque eólico en Becerrero divide a los vecinos de Estepa

Los vecinos y vecinas de Estepa se muestran, en estos días, divididos. El conflicto estriba en la construcción de un parque eólico en la sierra de Becerrero. Esta actuación lleva en trámites desde 2003 y, según el ayuntamiento, cuenta con todos los permisos e informes favorables, tanto de la Junta de Andalucía como del Gobierno central. Ha superado, incluso, la Autorización Ambiental Unificada, así que no existe oposición posible a conceder la licencia de obras.

Sin embargo, algunos vecinos de la localidad nos han expresado su malestar ante esta instalación. Concretamente, el grupo ornitológico Zamalla hace llegar una carta a sus vecinos y vecinas de Estepa, Gilena, Lora de Estepa y Pedrera. Con ella muestran su gran preocupación y rechazo por la noticia de la instalación de la central eléctrica eólica en la sierra del Becerrero.

La sierra de Becerrero supone un hábitat imprescindible para aves y fauna

Según explican, en sus 22 años de observación y estudio han constatado que la Sierra de Estepa y Gilena son hábitat imprescindible para gran cantidad y variedad de aves. Han catalogado casi 100 especies en estas tierras. Son aves tanto sedentarias como migratorias que usan estos espacios como parada en su ruta entre África y Europa.

Aunque no incluyen en el censo a las aves rapaces, también se observan en el entorno muchas de ellas. Águila calzada, águila culebrera, cigüeña negra, milano real, aguilucho ratonero o cernícalo primilla son algunas. Y de éstas, varias están incluidas en el Libro Rojo de las Aves de España por su especial vulnerabilidad.

En definitiva, según el grupo ornitológico Zamalla, la Sierra de Estepa y Gilena cuenta con un ecosistema que mantiene la salud medioambiental. Además, supone una isla de biodiversidad en medio del monocultivo de olivos en que se ha convertido este entorno. Un espacio que ya no ofrece recursos para aves y fauna

El patrimonio cultural de esta Sierra también hay que protegerlo

A todo esto se une el patrimonio cultural de los cuatro pueblos que conforman estas tierras: Estepa, Gilena, Pedrera y Lora de Estepa. También hacen referencia al importante yacimiento arqueológico hallado en la sierra del Becerrero. Allí aparecieron los conocidos como Relieves del Tajo Montero. Unas piezas que se encuentran en el Louvre de París y el Museo Arqueológico Nacional. Además de un yacimiento aún sin estudiar, con indicadores de presencia de un sistema romano de canalización de agua. Un patrimonio que, según este grupo, “tenemos la obligación de conservar, proteger y legar a las futuras generaciones”.

El grupo Zamalla se pregunta si la Sierra Sur, que está protegida en el Plan Especial de Medio Físico de la administración regional, “no se está convirtiendo en la ‘Cenicienta’ de Andalucía. Afirman que las concesiones a canteras se alargan en el tiempo. Mientras se abren nuevas canteras, como recientemente en Pedrera. 

“En el caso de Estepa, el atentado sería aún peor si tenemos en cuenta que está declarada como Conjunto Histórico Artístico desde 1965. Con lo que según la nueva Ley de Patrimonio de 2007 quedaría protegido tanto el Conjunto Histórico Artístico como su entorno”.  

Usos alternativos para la Sierra de Becerrero

Así, desde el grupo ornitológico Zamalla proponen otro uso para la Sierra. Un uso turístico, sostenible y medioambiental. Una de las propuestas concretas sería crear una vía verde, camino o ruta. Con ella se uniría a los cuatro pueblos de la sierra. “Un camino con ramificaciones a sitios arqueológicos, lugares para la observación de aves, puntos de agua, puntos de interés geológico, paisajístico, botánico, desvíos gastronómicos, urbanos, religiosos, museísticos…”

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.