Manuel Lobato sigue sin poder ir a clase en el IES Carlos Cano de Pedrera

Visita nuestra web: www.elperiodicodelospueblos.es
Los padres de Manuel Lobato, alumno con Necesidades Educativas Especiales (NEE) de Pedrera, vuelven a la carga. La situación del alumno pedrereño no mejora a pesar del compromiso alcanzado por la Delegación Provincial de Educación al final del curso pasado, y más recientemente, durante la inauguración del aulario de Infantil en Pedrera donde el delegado provincial se comprometió a mantener el contrato de un monitor/a (que no existe) y la regulación de un Pedagogo/a Terapéutico/a (PT) que atendería a los dos alumnos con NEE que cursan estudios en el IES Carlos Cano. 
A día de hoy, los padres, amparados por las tres valoraciones realizadas al joven, siguen reivindicando los recursos necesarios (PT y monitor) en el instituto pedrereño.
Recordemos que, durante el pasado curso, se desarrollaron numerosas protestas y un conato de huelga de la comunidad educativa pedrereña por este caso. Sin embargo, a pesar de todos los compromisos verbales de la Administración educativa, Manuel Lobato, alumno con autismo escolarizado en el IES Carlos Cano, sólo ha completado la jornada lectiva 4 días. El resto, Manuel tiene que volver a casa, antes de completar el horario por falta de personal adaptado en el centro, aseguran los padres.
El delegado territorial se comprometió a dotar de recursos el centro
En la reciente inauguración del aulario de Infantil del CEIP Tartessos, centro de referencia del menor, el delegado provincial de Educación, Francisco Díaz Ayala, a la pregunta de Pedro Humanes, presidente de la Asociación de Discapacitados, Familiares y Simpatizantes de Pedrera (Adifas) sobre el compromiso de dotar el IES Carlos Cano de Pedrera de los recursos específicos para atender al alumno, el delegado aseguró “que se está cerrando la reestructuración del tema. Se va a contar, dijo, con un monitor para este curso, así como la incorporación de un PT para el IES Carlos Cano para atender la nueva recomposición de las necesidades educativas especiales”. El delegado además, aseguró que en próximas fechas estaría subsanada la demanda de los padres de Manuel Lobato. Un recurso que ya no sólo atendería las necesidades educativas de Manuel sino también de otro alumno pedrereño. Los padres se quejan de que otras localidades cercanas  como La Roda de Andalucía, Herrera o Casariche cuenten con el servicio que se demanda en Pedrera para atender a un solo alumno en cada caso.
Antecedentes
La comunidad educativa de Pedrera, formada por las asociaciones de madres y padres de alumn@s (AMPA) de los colegios Las Huertas y Tartessos, de la escuela Doña Lola y del instituto Carlos Cano, desconvocó el 11 de febrero de 2014 la jornada de huelga promovida dado el acuerdo entre la Administración educativa y la familia del niño de autista de 13 años Manuel Lobato, para la «inmediata escolarización» del mismo.
El alumno en cuestión cursa una modalidad de escolarización denominada «Aula especifica en centro ordinario» autorizada en Pedrera desde el curso 2000/2005 y el conflicto surgió al pasar dicho alumno de su colegio de educación infantil y primaria (CEIP Tartessos), en el que según sus padres contaba con todos los recursos, al instituto de educación secundaria de la localidad, donde según la familia del menor su educación no contaba con todas las garantías.
La Junta, de su lado, esgrimía que, a inicios del curso escolar 2013/2014, se dio la opción a los equipos docentes y a los padres del alumno de realizar una escolarización combinada entre el centro de educación primaria y el instituto de educación secundaria, de forma que se facilitara el tránsito de una etapa a otra, opción que los padres rechazaron con la idea de que el menor promocionase con sus compañeros en edad cronológica. Ante la falta de acuerdo, el menor permanecía sin escolarizar y la comunidad educativa de Pedrera había convocado una jornada de huelga que finalmente no llegó a celebrarse.
El acuerdo no se cumple
Pero finalmente, la familia del menor y la Administración educativa acordaron que el niño cursara sus estudios en el instituto de educación secundaria Carlos Cano con «todas las garantías y la seguridad de que la dotación de recursos no tendría ninguna repercusión negativa para el resto de alumnos con necesidades educativas específicas».
Para ello, la delegación provincial de Educación, a través del servicio de inspección, remitió a familia y los centros un horario reorganizando los recursos que darían cobertura al alumnado con diagnóstico de toda la localidad. 
Para cumplimentar las necesidades educativas y atencionales, la Asociación de Discapacitados, Familiares y Simpatizantes de Pedrera (Adifas) aportó al equipo que atendería a Manuel Lobato un/a monitor/a educativo subvencionado por la delegación de Educación.
Alcanzado este punto, la familia de Manuel Lobato, Adifas y las AMPA decidieron desconvocar la huelga. Manuel Lobato se incorporó a las clases en abril de 2014 con el apoyo de una monitora y de la PT del IES. Con la reanudación de las clases en este curso 2014/2015, los padres del alumno han vuelto a mostrar su queja e indignación ante el  incumplimiento del servicio prometido por la delegación provincial.
Los padres están dispuestos a seguir con la presión “dado que nos amparan todas las valoraciones realizadas para que Manuel acuda al centro con todas las garantías. A día de hoy, desde que empezó el curso el 15 de septiembre, Manuel sólo ha dado 4 días completos, el resto hemos tenido que ir a buscarlo antes de tiempo porque no hay quien le atienda. Hoy martes, Manuel ha salido del centro a las 13 horas y mañana jueves sólo irá de 12 a 14 horas.
Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.