Lamberto Capitán pregonó la Semana Santa de sus amores

por | Mar 14, 2016 | Estepa | 0 Comentarios

El templo de Santa María de la Asunción de Estepa acogió el domingo 13 de marzo el pregón de la Semana Santa 2016. El pregonero, estepeño como viene siendo tradición, ha sido Lamberto Capitán Rodríguez y el presentador, su amigo de la infancia Rafael Olmedo Reina.

Si hay una familia cofrade al completo en Estepa, ésa es la formada por los hermanos Capitán Rodríguez. Los «Pericos», como son familiarmente conocidos en Estepa guardan entre sus hermanos una amplia escuela de pregoneros, capataces y grandes costaleros. Lamberto Capitán es un perfecto ejemplo de cofrade comprometido con la fiesta y también con el sentido religioso y espiritual que supone ser miembro de una Hermandad de Semana Santa.

No hay tarea que Lamberto no haya desempeñado en nuestra Semana Santa y le faltaba quizás una de las más difíciles y reservada sólo a unos pocos, como es pregonar la Semana Santa de su pueblo. Este año 2016 ha sido el suyo. Propuesto por otro cofrade estepeño, Enrique Borrego, asegura que no dudó en aceptar el reto y pensó en su amigo del alma, Rafael Olmedo Reina para que hiciese las veces de presentador. Rafael recordó momentos entrañables de la niñez y juventud del pregonero, y ensalzó su gran labor como cofrade en Estepa.

Bajo el altar de Santa María, la presidencia del acto estaba formada por el propio pregonero y su presentador y las autoridades religiosas y sociales: Ginés de la Bandera, párroco de San Sebastián, Salvador Martín Rodríguez, alcalde de Estepa, Alejandro Martín, subinspector de la Policía Local y Jesús Guerrero Reina, presidente del Consejo General de Hermandades.

Tras los sones de Amargura, del maestro José Font de Anta, el pregonero se dirigió al atril para pregonar la que será la semana más importante para la ciudad de Estepa. Palabras de pregonero que sirven de antesala para dar la bienvenida a la esperada Semana Santa.

Lamberto tuvo palabras de cariño y agradecimiento para sus amigos y para los pregoneros que le precedieron y mostró todo su amor por sus hermanos y sus padres, que estaban presentes en el acto, pero muy especialmente por su mujer, Pilar, y sus dos hijos.

Muy concentrado y leyendo con cautela la prosa y la poesía, dedicó sus primeros versos a la ciudad de Estepa, de la que Lamberto se confiesa un enamorado. Después desgranó toda su sapiencia cofrade sobre las nueve hermandades de Estepa, teniendo palabras de especial recuerdo para sus años de costalero en la Borriquita, o para su abuelo Ruperto, que fue fundador de la Hermandad del Calvario, así como para la hermandad de su familia, el Dulce Nombre. Su relación con la Esperanza también se notó en sus palabras, pero quizás el recuerdo más emotivo fue para su ya fallecido amigo Salvador Fuentes, hermano de San Pedro y a quien dirigió unas palabras en su pregón, mirando al cielo.

Sin duda, el pregón de Lamberto Capitán quedará en la memoria de todos los estepeños durante todo este año y, a partir de ahora, toca disfrutar de la Semana Santa ahora que comienza la cuenta atrás para el Domingo de Ramos.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

ÚLTIMAS NOTICIAS
A %d blogueros les gusta esto: