Falta de educadores en el CEIP Rodríguez Marín

El alumnado del CEIP Rodríguez Marín no cuenta con educadores para las personas con necesidades especiales. Desde la primera semana de cole, no existe educador ni cuidador que atienda a estas personas. Por ello, se avisa a padres, madres u otros familiares para acudir al colegio si el niño o niña se hace sus necesidades encima. O tienen que acudir a diario al recreo para darles el desayuno.

El curso comenzó con una cuidadora y una educadora. Faltaba otra cuidadora, pero el esfuerzo de ambas permitía desarrollar las jornadas adecuadamente. Sin embargo, el segundo o tercer día de colegio, la educadora se da da baja por embarazo. Esta baja no se cubre con una sustitución. Pero además, la única cuidadora del centro es llamada para mandarla a otro colegio por un tiempo indefinido. 

Así se llega a la situación narrada al principio, con las familias acudiendo continuamente al centro. Todo ello para atender a sus pequeños o pequeñas con discapacidad o problemas de movilidad.

La función de las educadoras y cuidadoras de alumnado con discapacidad

Las educadoras tienen como función principal la de estar con los alumnos con discapacidad. Su trabajo consiste en cubrir las necesidades básicas de estos niños y niñas. Es decir, les ayudan a beber, a comer, a ir al servicio o cambiarles el pañal. También los trasladan de un punto a otro del colegio. Es lamentable que, de las tres educadoras en plantilla del CEIP Rodríguez Marin de Osuna, no haya ninguna prestando sus servicios en el colegio. Sin embargo, su trabajo sigue siendo una tarea imprescindible y se reclama que la situación se solucione a la mayor brevedad.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.