El museo José María Moreno Galván alberga la obra de Pérez Ocaña donada a Izquierda Unida Andalucía

Visita nuestra web: www.elperiodicodelospueblos.es

Antonio Martín y Antonio Maíllo junto a la obra de Pérez Ocaña

El pasado viernes, el museo de arte contemporáneo José María Moreno Galván, de La Puebla de Cazalla, recibía una donación de especial valor, un cuadro de José Pérez Ocaña, donado por su familia a Izquierda Unida Andalucía y que ha sido cedido a la pinacoteca de este museo para el disfrute de toda la ciudadanía.

Antonio Maíllo, coordinador de Izquierda Unida Andalucía, acudía a la presentación de esta obra en el museo de La Puebla de Cazalla donde, además, se homenajeó al pintor de Cantillana, que fue transgresor en el periodo de la transición, aunque su muerte prematura en 1983, le hizo caer en el olvido.
Con esta cesión, se pretende revitalizar la obra de este pintor José Pérez Ocaña, homosexual reconocido y orgulloso de serlo, que abandonó en 1971 su pueblo natal, Cantillana, debido a la intolerancia y a la marginación. Se trasladó a Barcelona, la ciudad ideal para expresar su arte. 
Según Antonio Maíllo, la obra “Vieja sentada” ha sido cedida para cumplir con la voluntad del pintor y de su familia de hacer extensiva su obra a la ciudadanía, en un museo de gran prestigio y como forma de reconocimiento a la labor cultural realizada por el ayuntamiento de esta localidad del Corazón de Andalucía.
Para Izquierda Unida, Pérez Ocaña fue un andaluz con visión universal y libertaria que, durante mucho tiempo, ha sido olvidado a pesar de lo que representó en el periodo de la transición. Esta coalición está luchando para reivindicar su figura en el mundo del arte contemporáneo y ha apoyado a su familia durante todo este tiempo. Este apoyo ha sido agradecido por la familia de Pérez Ocaña siempre, donando cuadros a la agrupación local de Cantillana, su pueblo natal, que se pueden ver allí expuestos.
Durante este acto de homenaje a Pérez Ocaña en el museo José María Moreno Galván de La Puebla de Cazalla, Antonio Maíllo junto al alcalde Antonio Martín y varios concejales, realizó una visita por sus instalaciones, donde destacó la magnífica pinacoteca que alberga y su distribución, acercando al visitante a las obras. 
La figura de Pérez Ocaña
Este artista transgresor se declaraba anarquista (históricos sus performances durante las Jornadas Libertarias Internacionales de CNT de 1977 en el Parque Güell). Vivió en la Plaza Real, donde tenía un altar con una imagen de la Virgen de la Asunción llena de flores en el balcón, y conoció a artistas como Nazario y Copi. Vivió humildemente en una buhardilla barcelonesa, ejerciendo el oficio de pintor de brocha gorda para subsistir.
Aunque su arte era apreciado por muchos, Pérez Ocaña destacó por su forma de vivir, por expresarse libremente sin atender a las posibles consecuencias de un país todavía anquilosado en unos valores arcaicos y peligrosos. Era un personaje típico de las Ramblas, se travestía sin ningún tapujo a plena luz del día con una mezcla de andaluza y de religiosidad típica de su tierra, y vivía rodeado de los que le querían y entendían. 
De original vida, Pérez Ocaña también encontró la muerte de la manera más sorprendente. Volvió a Cantillana, para celebrar unas fiestas de carnaval y reunirse con su familia, a la que adoraba. Pérez Ocaña confeccionó un disfraz de sol, con papel, tela y bengalas, que desafortunadamente se quemó, produciéndole quemaduras mortales. El 18 de septiembre de 1983 Pérez Ocaña moría en el hospital, una semana después de haberse quemado accidentalmente.
Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.