Defensa del medio ambiente con reciclaje, reducción de residuos y bajada de consumo eléctrico en la sanidad andaluza

Nuestra sanidad pública protege el medio ambiente gracias al Sistema Integral de Gestión Ambiental del Servicio Andaluz de Salud, que reduce también residuos peligrosos y consumo eléctrico. Dentro de este programa, el Área de Gestión Sanitaria de Osuna recicló el año pasado en todos sus centros 14.640 kilos de papel, gracias a la implicación de sus profesionales en la mejora de los indicadores ambientales, lo que ha supuesto un avance significativo hacia una gestión ambiental sostenible.
Esto ha permitido que la producción de residuos peligrosos en 2013 se haya reducido de forma significativa respecto al año anterior, tanto en el Hospital de la Merced de Osuna con 463,5 kg menos (reducción del 1,63%); como en lo centros de salud de Atención Primaria con 251 kg menos (13,75% menos).
A nivel hospitalario se ha producido un aumento importante en la práctica de segregación de papel para su posterior reciclaje. Así, durante 2013 se han recogido 14.640 kg, lo que ha supuesto un aumento del 6,7% respecto a 2012, en el que se recogieron 13.720 kg. Podemos decir que la recogida de papel para su posterior reciclaje se ha multiplicado por cinco en los últimos cinco años, si tomamos como referencia el año 2009, año de inicio de este indicador,  en el que se recogieron 5.940 kg.
En esta misma línea de protección del medio ambiente en 2013 se ha constatado una reducción del consumo eléctrico en el Hospital de la Merced, con 266.716 kw menos que en 2012, lo que ha supuesto un ahorro del 7,04% en energía eléctrica.
Esta actividad, enmarcada en el desarrollo del Sistema Integral de Gestión Ambiental del Servicio Andaluz de Salud (SIGA SAS), como herramienta para la mejora de las prácticas ambientales, está consiguiendo reducir el consumo energético de los centros incidiendo en aspectos organizativos que optimizan los recursos.
Los centros del sistema sanitario público de Andalucía desarrollan estrategias a través de este sistema, al objeto de mejorar su eficiencia en términos de reducción de la demanda, fomento del uso de las energías renovables y la optimización de los contratos energéticos desde el punto de vista económico.
Asimismo, el sistema sanitario público andaluz cuenta con certificación ambiental según normas internacionales ISO 14.001:2004 (SIGA SAS) y los hospitales públicos de la comunidad con certificaciones ambientales siguiendo el Sistema de Ecogestión y Ecoauditoría (EMAS) de la UE.
Y, sin duda, el factor determinante para todo avance en materia medioambiental es la progresiva concienciación de los profesionales del Área sobre la importancia de proteger y preservar el medio ambiente, teniendo en cuenta que las prácticas adecuadas a este nivel redundan en la mejora de la salud, tanto de los trabajadores como de los pacientes y la ciudadanía general.
Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.