Conservación del cernícalo primilla

Estepa ha puesto en marcha un proyecto de conservación del cernícalo primilla. Lo realizarán a través del método hacking, gracias a la colaboración del grupo ornitológico Zamalla y el ayuntamiento de Estepa.

El cernícalo primilla es una pequeña ave rapaz perteneciente a la familia de los halcones. Está muy vinculado al ambiente urbano porque cría, generalmente, en colonias que se ubican en edificios antiguos, cortijos o torres. 

Desde aquí se desplaza para cazar a zonas cercanas ocupadas por cultivos de cereales. También hacia, pastizales, matorral bajo, e incluso a los propios tejados de nuestros hogares. Busca su alimento con una técnica de caza muy curiosa. Consiste en rastrear el terreno volando y realizando paradas en el aire como si de un helicóptero se tratase. Este vuelo se denomina cernida y es de donde procede su nombre común.

Su dieta la componen, principalmente invertebrados y pequeños mamíferos. Así que mantienen a raya a los saltamontes, ratones y lirones. Estos animales pueden afectar a nuestras cosechas, así que beneficia a las cosechas. Lejos de ser objeto de su alimentación mantiene a raya a las palomas, desplazándolas del entorno urbano.

El cernícalo primilla ha estado catalogado como vulnerable en la Lista Roja de Especies Amenazadas hasta 2008. Sigue con menor preocupación desde 2011 (UICN, 2016). En el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas aparece clasificado como «de interés especial». Actualmente en Andalucía se encuentran en el Listado de Especies sometidas a Protección Especial.

La conservación del cernícalo primilla en Estepa

Esta especie ha sido objeto de numerosos proyectos de conservación por toda la geografía española. El municipio de Estepa no se ha quedado atrás en esta realidad y se han desarrollado multitud de actividades en beneficio de esta interesante especie. Ya que como se demuestran en los censos realizados, el descenso de la población estepeña es alarmante.

Entre los proyectos realizados destaca el Plan de Recuperación de la Colonia de Cernícalo Primilla. Durante el mismo se llevaron a cabo las siguientes actuaciones:

  • Mejora de los lugares de nidificación existentes: adecuación de mechinales de los muros del antiguo convento de Los Mínimos y acondicionamiento de los de la Torre del Homenaje y la Iglesia del Carmen.
  • Creación de nuevos lugares de cría con la colocación de cajas nidos en distintos lugares del Cerro de San Cristóbal.

Años atrás se llevaron a cabo actividades de educación ambiental donde se diseñaron carteles divulgativos. Estaban destinados a la población escolar y también se expuso en Estepa el material del grupo local de SEO-Córdoba. Una entidad que explicó su proyecto de conservación y la biología de la especie.

Un paso más

Con estos trabajos realizados en Estepa sobre la especie sólo quedaba dar un paso más: la reintroducción de nuevos ejemplares para reforzar la población. Esto se lleva a cabo a través de una técnica llamada hacking. Se combina con la colocación de cajas nido o la construcción de primillares. Así que se considera el método más adecuado para cumplir el objetivo.

Gracias a la colaboración con los Centros de Recuperación de Especies Amenazadas, especialmente el CREA Provincial de San Jerónimo, se obtuvieron los pollos para colocarlos en nidos artificiales que simulan a los naturales. Allí se les proporcionó el alimento sin tener contacto humano. Esto hace que los primillas se adapten al nuevo medio y aprendan a desenvolverse de forma autónoma en la naturaleza.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.