Charla sobre la prevención del cáncer de mama

Pedrera recuerda el día contra el cáncer de mama, que se conmemora el 19 de octubre. Será con una charla sobre la prevención de esta enfermedad. Se celebrará el 13 de octubre, a las 6:30 de la tarde, en el teatro municipal. Impartirá la charla la doctora Lola Torres Cuadro, médico del área de Prevención de la AECC de Sevilla.

Según la Asociación Española contra el Cáncer (AECC), las posibilidades de curación de los cánceres de mama que se detectan en su etapa inicial son prácticamente del 100%. Gracias a las campañas de diagnóstico precoz de cáncer de mama, la mortalidad por esta enfermedad ha disminuido de una forma significativa. Al menos cuando se realiza en la edad de mayor incidencia (por encima de los 50 años).

Pruebas de diagnóstico precoz del cáncer de mama

La técnica utilizada más eficaz es la mamografía. Consiste en una radiografía de las mamas capaz de detectar lesiones en estadíos muy incipientes. La mamografía permite detectar lesiones en la mama hasta dos años antes de que sean palpables. Cuando aún no han invadido en profundidad ni se han diseminado a los ganglios ni a otros órganos.

Cuando el tumor se detecta en estas etapas precoces es posible aplicar tratamientos menos agresivos. Éstos dejan menos secuelas físicas y psicológicas en la mujer. La dosis de radiación empleada en la mamografía es mínima, por lo que resulta inofensiva.

Otros métodos complementarios a la mamografía son la exploración física, realizada periódicamente por el médico o por la propia mujer. Sin embargo, este método es poco eficaz y no permite diagnosticar tumores pequeños. Estos pequeños tumores sí serían diagnosticados con una mamografía. Se estima que la mamografía permite detectar el 90% de los tumores. El examen físico menos de un 50%. No se recomienda la realización de autoexploración de las mamas como único método de diagnóstico precoz, debido a su baja fiabilidad.

Campañas de screening

Los aspectos más relevantes a tener en cuenta en las campañas de screening son la edad en la que se incluye a la población dentro del grupo de riesgo, la edad en la que se excluye y el método de screening empleado.

En la actualidad se llevan a cabo programas de screening de cáncer de mama dirigidos a las mujeres de mayor riesgo, cuya edad está comprendida entre los 50 y los 65 años, mediante la realización de mamografías cada 1-2 años.

Recientemente se está incorporando a los programas de screening las mujeres en edades entre 45-49 años y 65-69 años. No han demostrado un beneficio las campañas de diagnóstico precoz por encima de los 69 años ni por debajo de los 45 años.

En mujeres entre los 40 y 45 años solamente puede ser aconsejable si existen factores de riesgo elevado como el genético. Hay que tener en cuenta que la mamografía es menos sensible en mujeres con mamas densas como ocurre en el grupo de mujeres jóvenes.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.