Alegría Castillo mostró las miradas de arte del alumnado del centro ocupacional de La Puebla de Cazalla

El centro ocupacional de La Puebla de Cazalla ha despedido, aunque más bien ha sido un “hasta pronto”, a Alegría Castillo, licenciada en Bellas Artes que llegó hace seis meses, a través del programa Emple@Joven, para impartir un taller de dibujo y pintura con los usuarios y usuarias.

Alegría Castillo 2

Alegría habla sobre las actividades en común con el alumnado del Bachillerato de Arte del IES Castillo de Luna

En este tiempo, en el que ha puesto en marcha numerosas técnicas artísticas con las que los chavales y chavalas han conseguido expresarse a través del arte y tomar sus propias decisiones, ha calado en el centro, también entre el personal que trabaja allí, que ha adquirido una nueva visión de cómo trabajar respetando la decisión propia de cada una de las personas beneficiarias del centro ocupacional.

Lorena Cobos, directora del centro, presentó el acto en la sala Victoria, hablando de Alegría Castillo y de su trabajo con ellos. Contó cómo al principio, Alegría llegó sin saber que iba a trabajar en un centro ocupacional con personas con discapacidad. Traía consigo un proyecto de trabajo que presentó y que denomina “Encicloscopio”, pero que nunca había tenido relación con el mundo de la discapacidad. Sin embargo, pronto se hizo un hueco en el centro, comenzó a conocer a los usuarios y usuarias, y fue desarrollando ese proyecto “como con cualquier otro colectivo, aunque con mejores resultados” según explicaba la misma Alegría.

El arte en el centro ocupacional

Alegría Castillo comenzó a contar cómo ha disfrutado durante estos seis meses y cómo quería hacer partícipe a todos los presentes de ese placer que ha tenido al trabajar en el centro ocupacional.
“Encicloscopio” se inició con unas técnicas de vídeo, ante la falta de material de pintura, a través de un taller de Stop Motion, con el que llegaron a ganar el concurso “Yo también canté el villancico de Canal Sur”, aunque hicieron también otros montajes que Alegría ha proyectado durante su charla.

Al llegar el material de pintura, ofreció a los chavales diferentes técnicas con las que comenzar a dibujar y pintar imitando, pero pronto descubrió que ellos poseen su propia mirada y la plasman en cuanto pueden. Trabajó con cada grupo dependiendo de sus capacidades e incluso desarrolló actividades con un grupo de alumnos y alumnas de Bachillerato de Arte del IES Castillo de Luna, con el que pudieron reflexionar sobre las similitudes entre las pinturas de los usuarios y usuarias del centro y artistas plásticos reconocidos en el arte abstracto o figurativo.

Regalo a Alegría

Varios usuarios le entregan el regalo a su monitora de arte

Alegría Castillo también desarrolló con ellos la pintura mural, la cámara oscura, la linterna mágica y la creación artística, haciendo que fueran ellos mismos quienes, a través de la pintura, el vídeo u otras técnicas y formatos, crearan sus obras, tomaran sus propias decisiones y crearan su lenguaje personal.
Tras la charla y la muestra de trabajos, Alegría ha mostrado las historias montadas por el alumnado dividido en grupos, en “linterna mágica”, con las que disfrutaron todos los asistentes y que muestran el sentir de sus autores y autoras.

Para terminar, varios de los usuarios del centro hicieron un regalo a Alegría Castillo, con el que quisieron mostrarle su afecto y que esperan volver a reencontrarse con ella en nuevos proyectos.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.